6 ago. 2015

Tés Helados infusionados en frío

Recetas y consejos para preparar Tés Helados infusionados en frío by Helen



Estamos en pleno agosto, el calor en Barcelona es insoportable y desde luego no apetece mucho encender el horno, así que esta semana nada mejor que publicar un post sobre tés helados.







Al menos 2/3 de Games of Cakes somos auténticas adictas al té, para muestra os dejo una foto del cajón de mi mesa en el trabajo ... prácticamente el cajón entero lleno de cajas de té de todos los tipos y sabores. Está claro que si alguien tiene un antojo de té en la oficina sabe donde acudir.



Para hacer té helado hay varios métodos, el más corriente es infusionar el té en caliente como es habitual y después dejar enfriar y añadir hielo.

Pero para hacer té helado existe otro método que a mi me parece ideal. Se trata de infusionarlo en frío. Consiste en introducir el té (en bolsitas o suelto) en agua fría o a temperatura ambiente y dejarlo reposar en la nevera durante entre 6 y 10 horas.
Para un litro de agua unas 4 o 5 bolsitas y en cucharadas pues las que pondríais para unas 4 o 5 tazas.
Este método es perfecto para conseguir sabores diferentes pues se pueden poner frutas, menta, canela o lo que se te ocurra para que se infusionen junto con el té.
Se puede preparar por la noche y lo tendrás listo por la mañana o prepararlo por la mañana y estará en su punto para tomar por la tarde/noche.


Té verde infusionado con Lima y Fresas

Una vez transcurridas las 6-10 h. se filtra el té y se pone en una botella, jarra o recipiente con tapa que se pueda cerrar bien. en la nevera se conservará un par de días.



Rooibos infusionado con melocotón


Lo único que hay que tener en cuenta es que al infusionar en frío no se puede usar azúcar para endulzar, no se desharía. Yo utilizo edulcorante líquido.
También se puede usar sirope de azúcar. Este se puede preparar mezclando partes iguales de azúcar y agua, se lleva a ebullición y se remueve hasta que se disuelva todo el azúcar.
Una vez frío y en un recipiente hermético se puede conservar en la nevera durante meses.
Yo no lo he probado, me gusta el té poco azucarado y con unas gotitas de edulcorante me basta. En breve pruebo lo del sirope para saber si funciona bien y se disuelve sin problema.

Sólo faltará servirlo con mucho hielo y decorar el vaso con un poco de gracia.






Las combinaciones son infinitas. Mis preferidos para hacer té helado son el té verde y el té negro pero últimamente he estado experimentando con infusión de rooibos y té rojo y no están nada mal.
Os dejo unas cuantas ideas a continuación :
  • Té verde con limón y menta
  • Rooibos con naranja y canela
  • Té verde con lima y fresas
  • Te negro con limón
  • Te rojo con frutos del bosque
  • Rooibos con melocotón



Té verde con limón y menta

Esta es una de mis combinaciones favoritas. Para prepararlo se ponen junto con el té verde unas cuantas hojas de menta partidas (así sueltan todo el aroma) y medio limón en rodajas. Es mejor no poner mucho limón pues si después al servir se ponen de nuevo rodajas de limón para decorar ya le dará sabor y demasiado limón mataría el sabor del té y la menta.




Rooibos con naranja y canela

Dedicado a Yara , el tercio de Game of Cakes no tan adicto al té pero con afición por el rooibos con canela.

Una combinación sorprendente utilizando uno de mis últimos descubrimientos , una infusión de Rooibos con naranja y canela. En caliente tiene que estar delicioso pero de momento he decidido probarlo en frío y es es-pec-ta-cu-lar.

En este caso como la infusión ya está aromatizada solo he añadido la naranja y la canela cuando el té ya estaba frío, un rato antes de tomarlo para que cogiera algo más de sabor.








Té verde con lima y fresas

Esta es una combinación súper refrescante. Si utilizáis fresas que estén un poco maduras endulzará el té de tal modo que no hará falta añadir edulcorante. Con una lima cortada en trozos y unas cuatro o cinco fresas bastará para darle sabor al té.
Yo he usado para hacerlo un té verde con sabor de moras y granada, porque era el que tenía a mano en su momento pero un té verde clásico servirá perfectamente.








Té negro con limón

Una combinación clásica y deliciosa utilizando mi té favorito el Earl Grey.
En este caso se hace la infusión sólo de té. Antes de servir se añade el zumo de un limón (para un litro de agua) y se remueve bien. Se añaden unas rodajas de limón y listo.




Té rojo con frutos del bosque

En este caso el té que he usado de Tea Shop es té rojo de frutos del bosque así que no he añadido nada a la infusión para aromatizar.
El toque especial lo dan unas moras que he añadido congeladas al servir en lugar de poner cubitos de hielo.
Para decorar he mojado el borde del baso con el té y lo he pasado por azúcar. Es una opción para endulzar y no tener que añadir edulcorante al té.






Rooibos con melocotón


También con esta combinación si se utilizan melocotones maduros no hará falta añadir edulcorante.
Con un melocotón grande bastará.






Y eso es todo ... por ahora ... seguiremos añadiendo nuevas ideas para tés helados y quedan pendientes consejos para prepararlos con el método tradicional en caliente.

Espero que os haya gustado y que disfrutéis con el té tanto como nosotras.




Dejadnos vuestras comentarios, consultas o dudas ... estaremos encantadas de contestar.
Quejas también aceptamos pero igual no contestamos ... jejeje

Os invitamos a que nos sigáis en nuestras redes sociales para estar al tanto de todas las novedades:






No hay comentarios:

Publicar un comentario